Valoración:

 

0 votos

0 comentarios

El pensamiento mágico

Cabecera_articulos_murcia_blog

“Nunca entendiste cuál era el fin”, le reprocha Robert Angier a su rival en la magia, Alfred Borden,  en la película El truco final: El prestigio. “El público sabe la verdad, el mundo es simple, miserable; es despiadadamente real. Pero si podías embaucarlos sólo un segundo se hacían preguntas, entonces conseguías ver algo muy especial”, dice el mago.

El pensamiento mágico es una forma de interpretar el mundo basada en la imaginación, los deseos, las emociones o las tradiciones, pero sin fundamento lógico. Hasta el paso del mito al logos, ubicado temporalmente en torno al siglo VII a.C., se utilizaban las narraciones fantásticas para explicar los cambios de la naturaleza, la existencia del mundo y del ser humano. Teniendo en cuenta que el Homo Sapiens lleva en la tierra unos 200.000 años, no es raro encontrar resquicios de pensamiento mágico persistiendo en pleno siglo XXI.

En el foro magiapotagia encontramos una serie de consejos útiles para magos: mostrar tranquilidad y seguridad, planificar un comienzo, un desarrollo y un final, conocer bien el sitio donde tendrá lugar la función, terminar siempre con algo que cause asombro, no repetir el truco, distraer la atención, practicar bien la técnica y, sobre todo, pasarlo bien. En el fondo eso es lo único que importa: disfrutar. En la película antes citada se retrata muy bien esta idea. Según la película, “todo efecto mágico consta de tres partes o actos. La primera parte es la presentación: el mago muestra algo ordinario. La segunda parte es la actuación: el mago, con eso que era ordinario consigue hacer algo extraordinario, pero todavía no aplaudiréis. Que hagan desaparecer algo no es suficiente, tienen que hacerlo reaparecer. Entonces intentaréis descubrir el truco, pero no lo conseguiréis porque en el fondo no queréis saber cuál es. Lo que queréis es que os engañen”.

 

 

Eisenheim, interpretado por Edward Norton en la película El ilusionista, plantea la gran pregunta: "¿Puede un hombre lograr lo imposible a través de la magia, o sólo es un maravilloso truco?"

Si realmente quieres disfrutar de la magia no te pierdas el sábado 29 de enero de 18.00h a 20.00h el taller Tecnomagia en el espacio CAMON de Murcia. Ver volar objetos delante de tus narices, u observar cómo el Mago Julián es capaz de desmaterializar su propia mano para que puedas ver a través de ella son parte de sus actuaciones que han recorrido todo el planeta pasando por eventos tan importantes como el Sónar de Barcelona.

Si estás interesado en asistir a esta actividad que, como casi todas las que organiza CAMON en Murcia es libre y gratuita, recuerda que tienes que apuntarte a la misma desde la propia agenda web de CAMON.

Publicado por